Orientación vocacional y profesional.
Life coach

Autoconocimiento, claridad, motivación.

¿La indecisión sobre qué camino seguir te lleva de cabeza?

En el pasado sufrí un gran desgaste energético por falta de claridad y ayuda. No acababa de tener claro qué quería para mi vida y cuantas más vueltas le daba, más confusa me sentía. Mi salud se acabó resintiendo. 

Por eso me propuse poner a disposición de otras personas que pudieran estar en situaciones similares la ayuda con la que a mí misma me hubiera gustado contar. 

Si ahora mismo estás leyendo esto, quizás te encuentres en una situación parecida a estas: 

  • Temes estar perdiendo el tiempo porque no sales de dudas. Piensas y buscas información sin descanso, pero sin acabar de aclararte nunca. 
  • Tomas decisiones, pero luego te arrepientes y retrocedes.
  • A veces crees tener claro lo que es mejor para ti, pero no acabas de ponerte en marcha… y procrastinas (con la culpabilidad posterior). 

Todas estas situaciones generan mucho cansancio e insatisfacción. 

Trabajaremos para que ganes claridad y vivas de la forma más saludable para ti, aquella que esta en consonancia con tus valores, necesidades y personalidad.

Mejorarás tu autoconocimiento y comenzarás a solucionar lo que te mantiene en pausa. Mejorará tu autoestima y motivación. 

Tu energía irá a tu favor y no en tu contra. 

Cuando estás inmerso en un problema, perdido dentro de un bosque, la perspectiva lo es todo. Desde ahí dentro y tú solo, no ves nada con claridad. Estás demasiado cerca del problema y por eso la decisión te resulta tan difícil. 

La cuestión es que veas los árboles y el bosque… para que consigas la toma de distancia suficiente que te permita elegir el camino más conveniente para ti.

Quienes alinean su trabajo con sus valores, personalidad y fortalezas tienen más energía, son más felices y resilientes ante la adversidad

Cada vez más estudiantes y profesionales se sienten estancados y con falta de confianza, con dudas acerca de sus capacidades y futuro.

Esto se debe en gran medida a los tiempos complejos en los que vivimos, pero, también, a la amplitud de posibilidades. Nunca como ahora hemos dispuesto de tantas opciones académicas y profesionales. Esto en sí mismo no es negativo, pero conlleva el riesgo de caer en la indecisión y dispersión: la famosa parálisis por análisis, que conduce a la desmotivación.
Y es que no hay nada que drene tanta energía como la indecisión
Nadie tiene más control sobre su vida que quien se dedica a algo coherente con sus valores y temperamento. Esta persona gana en felicidad, confianza y resiliencia, pero también ganan quienes le rodean, que perciben su mejor energía y disposición.
Si todavía no estás en esta situación, te animo a que no des nada por perdido.

Resuelve de una vez tus dudas y ponte en marcha.

Vas a conseguir…

Mejorar tu autoconocimiento para vivir con más autenticidad

Tu perfil de personalidad, competencias y fortalezas. Reflexionaremos juntos acerca de tus preferencias y motivaciones.

Tomar decisiones con seguridad, alineadas con tu propósito vital

Derivadas del autoconocimiento, pero también, de una reflexión profunda acerca de lo que ya has hecho y de las posibilidades realistas teniendo en cuenta tus circunstancias.

Mayor energía y enfoque

Al haber resuelto tus dudas y tener claro tu siguiente paso hacia una vida con más sentido para ti.

Se trata de que salgas de dudas pero, sobre todo, de que empieces a poner en práctica lo que quieres para tu vida.

Siempre trabajarás directamente conmigo.

Empezamos con una sesión previa informativa para que puedas contarme con calma en qué puedo ayudarte

Aprovecha el tiempo. Gana claridad y ponte en marcha hacia lo que es mejor para ti

Lo que importa es el camino

 

En el siglo XVI, Huarte de San Juan, en su Examen de ingenios, estableció los principios básicos de la orientación profesional:

“Hay ingenios – decía – determinados para una ciencia, que para otras son disparatados, y por tanto conviene (…) descubrir cuál es el ingenio propio y ver cuál de las ciencias viene bien con la propia habilidad”.

Cada persona tiene su camino.

Cuando ese camino se halla, la persona se realiza a sí misma prestando, a través de su profesión, un servicio a sus semejantes. Por eso, feliz quien tiene la suerte de encontrar su vocación, porque como dice el doctor Marañón:

“Lo que importa es el camino. El camino es el que hace entretenidos los días y gratas las noches”.

Luis Riego